"EL FAROL" NO ABRIRÁ SUS PUERTAS EN LA FERIA DE 2017

Abanico 2016baja moradoNi farolitos ni rebujitos malagueños de vino dulce de la tierra. La casa de hermandad no acogerá esta año la habitual caseta benéfica. La Junta de Gobierno, tras una profunda reflexión, ha acordado tomarse un tiempo sabático en el que repensar el modelo de feria que hasta ahora se venía realizando.

Entre los motivos que justifican la decisión están el descenso de los beneficios obtenidos y la necesidad de invertir parte de los mismos en labores de conservación, reparación y mantenimiento de las instalaciones. Desde que, además, se decidiera musealizar el salón de tronos, el espacio es cada vez menor y la conversión del mismo en caseta de feria hace cada vez más incompatible ese uso temporal con el habitual.

No ha sido fácil tomar esta decisión. En contra, el ambiente que “El Farol” daba a la calle Convalecientes y la oportunidad de convertir nuestra sede en punto de encuentro de hermanos y amigos que, año tras año, hacían de la misma uno de los lugares más agradables del Centro Histórico para la convivencia y la diversión. Momentos que desde luego están en la mente de muchos y que en un futuro próximo podrán volver a revivirse quizás en un lugar distinto al hasta ahora utilizado.

Queremos agradecer a todas aquellas personas que durante estas pasadas ediciones han acudido a la caseta, contribuyendo con su presencia y consumición al mantenimiento de nuestra obra social. Agradecimiento que debe hacerse extensivo a todos los hermanos que de manera voluntaria y altruista se han integrado en los distintos equipos de trabajo. Una unión que tenía como finalidad un compromiso caritativo que sigue siendo prioritario para la hermandad y a favor del cual se convocarán en los meses siguientes distintas actividades. 

Ojalá que años venideros, “El Farol” vuelva a brillar con luz propia en la Feria malagueña. Será, desde luego, una muy buena señal. Mientras tanto, viviremos los festejos de manera distinta. Muchas gracias.