PROCLAMADA LA CANDIDATURA 2018-2022

Escudo color Pasion

Con fecha 29 de mayo de 2018, el Obispado de la Diócesis, a través de la Delegación Episcopal de Hermandades y Cofradía, aprobó la candidatura encabezada por nuestro hermano Antonio Miguel Sánchez Herrera para las elecciones que tendrán lugar, D.m., el viernes 15 de junio de 2018 en Cabildo General de esta Real, Muy Ilustre y Venerable Archicofradía de Nazarenos del Santísimo Sacramento, Nuestro Padre Jesús de la Pasion y María Santísima del Amor Doloroso, una vez finalice el Cabildo General Ordinario de Cuentas previsto a las 20:00h en primera y a las 20:30h, en segunda convocatoria.

ESTRENO DE LA OBRA "CALIGAVERUNT OCULI MEI" DEDICADA AL SEÑOR DE PASIÓN

17796516 10154547347087951 8766575112799196547 nHoy, durante el transcurso del traslado de las Sagradas Imágenes a los tronos procesionales, se estrenará la obra "Caligaverunt Oculi Mei" obra de Francisco Flores Matute dedicada a Jesús de la Pasión.

La composición, de estilo neoclásico, está escrita para ser interpretada a órgano acompañado de un tenor. La letra proviene de las Lamentaciones de Jeremías, siendo musicalmente una obra de carácter salmódico, donde se alternan el canto llano con un "estribillo".

Caligaverunt oculi mei a fletu meo.

Mis ojos se nublaron con mi llanto

Quia elongatus est a me qui consolabatur me.

Porque se alejó de mí el que me consolaba.

Videte, omnes populi.

Mirad, pueblos todos.

Si est dolor similis sicut dolor meus.

Si hay dolor semejante a mi dolor.

V. O vos omnes, qui transitis per viam.

Vosotros todos que pasáis por el camino.

Attendite et videte.

Atended y mirad.

Si est dolor similis sicut dolor meus.

Si hay dolor semejante a mi dolor.

Caligaverunt oculi mei a fletu meo.

Mis ojos se nublaron con mi llanto

Quia elongatus est a me qui consolabatur me.

Porque se alejó de mí el que me consolaba.

Videte, omnes populi.

Mirad, pueblos todos.

Si est dolor similis sicut meus.

Si hay dolor semejante a mi dolor.

DOS ESTRENOS Y VARIAS RECUPERACIONES MARCAN LA CRUCETA DE LA VIRGEN DE 2018

CrucetaVirgen18

Una vez más, el equipo de mayordomos y capataces ha debido ‘enfrentarse’ a un ‘complejo ejercicio’: el de confeccionar la cruceta musical de nuestra Madre del Amor Doloroso, teniendo como premisas básicas el estilo propio de la Archicofradía, las características técnicas del recorrido y las horas de esfuerzo de todos cuanto ese día se convierten en los pies de la Virgen.

Al respecto, la colaboración, la sintonía y la profesionalidad que existe con la dirección musical de la Banda de Música Municipal de Arahal es crucial. Su predisposición por ‘personalizar’ cada uno de los repertorios de las hermandades a las que acompañan es un elemento clave para terminar conformando una selección que –más que una simple enumeración de composiciones– resulta siendo todo un homenaje a la Semana Santa más clásica.

En este sentido, el Lunes Santo podremos disfrutar en la calle de dos estrenos absolutos: de un lado, de la marcha escrita por su director, José Manuel Bernal, dedicada a los hombres de trono de la Archicofradía y titulada A los pies de tu mirada, Amor Doloroso; y, de otro, a la primera interpretación en la calle de Pasión, entregada en 2015 por nuestro hermano y reconocido director y compositor, Salvador Vázquez. Dos nuevas piezas que se añaden a un cada vez más extenso repertorio de marchas propias, variado y de sutil calidad.

Por otro lado, volverán a acompasar el paso de la Virgen marchas que por distintas circunstancias no se habían interpretado en años anteriores, como Ione (Francisco Petrella), Jesús de las Penas (Antonio Pantión), Cristo en la Alcazaba (Fulgencio Morón), María Santísima del Dulce Nombre (Luis Lerate), Procesión de Semana Santa (Pascual Marquina), Dulce Nombre de Jesús o Esperanza Macarena (las dos, de Pedro Morales). A este grupo pertenece igualmente la recuperación de una composición histórica que sobresalía en los primeros repertorios musicales desde 1977 y que destaca por su sobriedad clásica: España llora; la misma, escrita por Alejandro Contreras, se inspira en el asesinato del conocido político regeneracionista José Canalejas, acaecido en 1912.

El grueso de aquellas primeras crucetas sigue siendo pauta fundamental para la elaboración de las actuales. Amarguras y la centenaria Soleá dame la mano (ambas de Manuel Font de Anta), Virgen de las Aguas (Santiago Ramos), La Estrella sublime (Manuel López Farfán) y Virgen del Valle (Vicente Gómez-Zarzuela) conforman una sinfonía eterna, consustancial y paradigmática de cada Lunes Santo de Pasión.

A éstas se han ido incorporando, con el paso del tiempo y manteniendo un carácter solemne y a la vez brillante obras como Mater mea (Ricardo Dorado), Domine Deus noster (Luis Manuel Catalá), Aquella Virgen (Manuel Gómez Arribas), Valle de Sevilla (José de la Vega), Pasa la Virgen Macarena (Pedro Gámez Laserna), Nuestra Señora de Guadalupe (Antonio Pantión), Virgen de Monserrat (Pedro Morales). Una personalidad musical que además hace guiños al carácter sacramental de la Archicofradía con las notas eucarísticas de Domus Aurea (Jaime Teixidor) o El Corpus (Braulio Uralde).

De nueva incorporación al repertorio son dos marchas procedentes, a su vez, de dos autores noveles: Reina de la O, escrita por el clarinetista de La Oliva de Salteras, Antonio D. Rodríguez; y Amor en tus lágrimas, realizada por el componente arahalense, Luis Manuel Catalá.

Para culminar esta reseña, no pueden olvidarse la interpretaciones de composiciones propias dedicadas a nuestra Madre. Además de las ya reseñadas, destacan Rosa de Pasión (Raúl Guirado) y Virgen del Amor Doloroso (Eloy García); ésta última se ha convertido, desde su estreno en 1997, en un idiosincrático himno mariano y en la única marcha que se repite hasta en cuatro ocasiones a lo largo del recorrido procesional.

COMPENDIO DE SONES PARA LA CRUCETA DEL SEÑOR DE PASIÓN DE 2018

CrucetaSenor18

 

Las composiciones musicales que se interpretarán el próximo Lunes Santo, en su mayoría, datan del S.XX. Autores como Alberto Escámez López y Pascual Zueco Ramos, entre otros, dan vida a estas marchas procesionales. Destacan por su antigüedad “La Evocación” (Alberto Escámez López) y La Soledad de San Pablo” (Pascual Zueco Ramos) que como curiosidad, cabe destacar que en el año 2013 cumplió 100 años de su composición. De mediados de siglo nos paramos a nombrar “Cristo de la Buena Muerte” o “Virgen de la Paz, que terminan de completar este repertorio de marchas catalogadas como clásicas que darán compás al andar de Jesús de la Pasión.

Siguiendo el orden cronológico, nos paramos a finales de siglo. Marchas como “Maestro” (Dionisio Buñuel Gutiérrez) o “Un Cielo para mi Virgen” (Bienvenido Puelles Oliver) dan origen a la evolución en este campo de las Cornetas y Tambores, siendo interpretadas por primera vez en la ciudad vecina de Sevilla, y traídas a nuestra tierra por formaciones de renombre. Este año, como novedad, incorporamos una de estas piezas de la transición titulada ‘‘Esa Espina de Tu Cara’’ con autoria de Bienvenido Puelles Oliver. Una estructura firme definen a estas marchas, empezando por un fuerte espectacular que despierta en todos una sensación de inquietud y al mismo tiempo define perfectamente el momento de la Pasión de Cristo al que se refiera; pasa por un piano sereno y tranquilo que se une con un solo de corneta finalizando con un fuerte que nos deja con ganas de más.

Para finalizar, se incluyen en la cruceta marchas del S.XXI, momento en el que las bandas de cornetas y tambores incluyen otros instrumentos de viento-metal distintos de las cornetas y trompetas ya vistas, como son el trombón, la tuba o el bombardino, provocando el vuelo de las mentes musicales de compositores renombrados como Francisco Javier González Ríos o Pedro Manuel Pacheco Palomo, autores que sin duda están dejando huella con composiciones como “Dios Padre, Dios del Amor” (Francisco Javier González Ríos) y “Madre de Dios” (Pedro Manuel Pacheco Palomo). Estas piezas llaman al recogimiento del hombre de trono con Jesús de la Pasión, de ahí su posicionamiento en puntos clave del recorrido.

Tambien como novedad, incluimos en la cruceta una composición recientemente estrenada y de exquisito gusto musical. Detrás de esta pieza, su compositor, Nicolás Turienzo Robles. Director de una banda de renombre en toda España, la Banda de Cornetas y Tambores de la Victoria (León), músico y compositor de grandes obras ya estrenadas en la última década como ‘‘Sagrado Decreto’’, dedicada a uno de los titulares Cristíferos de la Hermandad de la Trinidad de Sevilla, y que actualmente suele interpretar la Banda de las Cigarreras.

Y por último, no nos olvidamos de la última composición propia dedicada al Señor, ‘‘Pasión’’ (Alfonso López Cortés) si recuerdan el último solo de trompeta con el que muere la marcha, evoca calles pintadas de morado y esparto.

Cruceta confeccionada, medida y meditada para cada momento, cada calle, cada necesidad y por supuesto para el mejor transcurrir posible de Jesús de la Pasión por las calles de Málaga el próximo Lunes Santo.

LA COMPAÑÍA DE JESÚS, PROTAGONISTA DE LAS "MARÍAS" EN 2018

marias2018

Las “Marías” que iluminarán el rostro de nuestra Madre en 2018, pretenden homenajear a la orden Jesuita, institución que radica en la feligresía de los Santos Mártires y que en el presente año vivirá un momento excepcional: la beatificación del padre Tiburcio Arnáiz Muñoz. Los restos de quien se preocupara por la formación de los malagueños mediante las ‘doctrinas rurales’, descasan en la vecina Iglesia del Sagrado Corazón, convertida desde hace tiempo en centro de peregrinación al que acuden frecuentemente fieles para postrarse ante su tumba.

De esta manera, cuatro de las seis “Marías” contendrán las efigies de otros tantos miembros idosincráticos de la Compañía: Ignacio de Loyola (1491-1556), fundador de la misma e impulsor del carisma de austeridad, obediencia y acción que impregna la vida jesuítica; Francisco Javier (1506-1552), conocido como el ‘apóstol de las Indias’ por su labor evangelizadora y misionera en el Oriente asiático; Francisco de Borja (1510-1572), ejemplo de renuncia a los bienes terrenales y firme defensor de la Eucaristía como fuente de vida; y Tiburcio Arnáiz (1865-1926), cuya labor pastoral en Málaga, en especial en la zona del Perchel malagueño, sigue siendo hoy recordada.

El espíritu ignaciano, ejemplificado en la oración directa a Dios y en el culto mariano, enlaza perfectamente con el carisma propio de nuestra Corporación nazarena. De ahí que las otras dos “Marías” muestren emblemas evocativos de la devoción al Cuerpo y a la Sangre de Cristo, así como a los Dolores de María Santísima. Dos instituciones que –salvando las distancias históricas y la trascendencia de sus acciones– conocen las dificultades con las que a veces sorprende el diario devenir, siendo ejemplo de superación, constancia y fidelidad a Dios.